Confianza y lealtad

Cuando la propiedad es capaz de delegar el poder en el directivo no familiar, confía en él y le confiere suficiente autonomía. El directivo puede desarrollar sus funciones de forma profesional, demostrar sus capacidades y ganarse la autoridad moral y profesional. El binomio confianza/lealtad entre directivo y propiedad entra en una dinámica virtuosa que genera un sentimiento de inclusión. La persona que representa esta confianza en nuestra empresa es nuestro director general FRANCESC MARTÍNEZ, un gran directivo experimentado y alineado con los valores de la empresa que son también propios:

-Comportamiento ético, preservando las buenas prácticas y protegiendo la imagen.

-Superación profesional permanente y capacitación para mantener la competitividad.

-Capacidad para saber escuchar, liderar y gestionar equipos comprometidos.

-Independencia en la toma de decisiones y gestión de conflictos.

-Visión de futuro para definir prioridades y gestionar el cambio constante.